Arriba

Blog

septiembre 11 2017
Por qué competirán los candidatos de Unidad Porteña y de Evolución en las elecciones de octubre. Autocríticas y el factor Carrió
Por | 4 de septiembre de 2017
Martín Lousteau (Télam)
Martín Lousteau (Télam)

Las elecciones legislativas de octubre asoman en la ciudad de Buenos Aires como un partido con el resultado puesto antes de ser disputado. Solo una verdadera catástrofe política para el oficialismo modificaría la tendencia de los porteños, que en las PASO se volcaron en su mayoría hacia la figura de Elisa Carrió (recolectó más del 50%), la líder de la Coalición Cívica que busca renovar su banca y que ya se puso a disposición del comando de Cambiemos para hacer campaña donde haga falta. Y hace falta en el complicado conurbano bonaerense.

Entonces, tanto para Daniel Filmus como para Martín Lousteau, los otros dos candidatos a diputados nacionales en territorio porteño más votados en las primarias, la pelea es por el segundo puesto y por la posibilidad de transformarse en una alternativa de gobierno en el 2019. Y luego de un breve período de descanso ya planifican la campaña que viene.

“En esta etapa, partiendo del 21%, vamos a consolidar la idea de que en la ciudad el único voto que puede frenar al gobierno de Macri es el voto a Unidad Porteña. Vamos a buscar el 5% de los votantes cuyas expresiones no alcanzaron el piso de la PASO pero que buscaron una opción distinta al oficialismo”, graficó a Infobae uno de los armadores de la lista que encabeza el ex ministro de Educación.

Para el kirchnerismo el desafío en octubre es claro: concentrar el voto opositor. Carrió es inalcanzable. “Si bajan es por errores de ellos o porque el resultado en las PASO fue tan abultado que puede hacer que algunos de sus votantes cambie o no vaya a votar porque no importa un voto más o un voto menos”, analizan.

(Nicolás Stulberg)
(Nicolás Stulberg)

La situación de Lousteau es diferente. Desplazado a un tercer lugar, necesita torcer el rumbo del 13% que cosechó en las internas, si quiere recuperar las aspiraciones de ser jefe de Gobierno en el 2019. “Nuestra principal autocrítica fue haber subestimado un poco la polarización”, reconoció uno de los dirigentes más cercanos de su entorno ante la consulta de Infobae. “No fuimos del todo eficientes con nuestro mensaje, que era intermedio; probablemente haya estrategias de tipo más comunicacional que revisar, profundizar y cambiar”.

Cerca del ex embajador en los Estados Unidos advierten que el voto de Filmus es un voto “consolidado”, al que difícilmente se pueda acceder. En cambio, sostienen que el votante de Carrió puede ser más permeable. “Vamos a tratar de convencer al electorado que ya está con el cambio de que nos puede votar sin miedo, que el kirchnerismo no vuelve más, que pueden permitirse otra opción”.

Sobre este punto se refirió el abogado Álvaro de Lamadrid, uno de los candidatos a diputados nacionales de Evolución, en una nota de opinión publicada por este medio. “El kirchnerismo no puede ser segunda fuerza en CABA. Esta ciudad, faro del progresismo, el pluralismo y la tolerancia, no puede dar un espaldarazo a la ex presidente CFK, eligiendo a sus representantes en el distrito como segunda fuerza, dándoles una guarida y un refugio político. Daniel Filmus es Cristina Kirchner”.

El propio Lousteau, que regresó de sus vacaciones y rompió el silencio luego de las PASO en Radio La Red, reconoció hoy: “No nos conformó el resultado, lo hablo en nombre de los partidos y los independientes que conforman la fuerza, claramente no nos conformamos”. Desde sus oficinas del barrio de Palermo buscan redefinir la estrategia para “cristinizar” a Filmus y al mismo tiempo diferenciarse de Macri.

(Telam)
(Telam)

En otro escalón emerge Matías Tombolini. El joven economista juega otra liga, la del menos del 4%; no es la disputa por el poder, sino por sobrevivir, como Marcelo Ramal del Frente de Izquierda.

Comentarios

comentario

Facebooktwittergoogle_plusmail

Dejar Comentario