Gracias Débora por permitirnos disfrutar de tu humanidad tus ideas limpias y tu don de gente. Demostraste que la sencillez es la máxima sofisticación. Como bien dijo te queremos y admiramos. Te extrañaremos mucho, mucho, mucho.

 

Comentarios

comentario

Facebooktwittergoogle_plusmail