Quién esta parado en la foto es quién Gobierna realmente en la Argentina porque decide y diseña la estrategia electoral y decidió jugar a perder e intentar volver.
El Plan inicial es la extorsión por impunidad : plagar los 3 poderes y reparticiones del Estado con la Campora y Milani.

Armaran las listas con Camporistas: no creen en el PJ y sólo así tendrán un bloque que les responda.

La Presidente buscara fueros pues teme ir presa. Macri es la apuesta cómoda y útil del plan para sostener ese futuro y poder sobrevivir sin rendir cuentas.
Dejarán un campo minado complejo de desactivar, como Menem lo hizo, pero tomando otras medidas para seguir influyendo como Jefa de la Oposición la Presidente según pensó Zannini.

Medios afines, poder económico inmenso de la corrupción para amedrentar y generar caos y una presencia legislativa que responda. Para eso necesitan un PJ perdedor.
Luego desestabilizar, obstruir, complicar, jaquear y minar la Gobernabilidad. Ahí si se verán intentos de golpe y pedidos de renuncia.
No hay que apoyar a Macri. No se combate al populismo conservador corrupto con uno nuevo y algo más prolijo en apariencias. Es solo atajo electoral y proyecto de poder.
Cambiar un Gobierno sin cambiar la matriz del poder, su forma y visión empresarial de ejercerlo y concebirlo, es repetir lo hecho en 2003. Macri hoy es el Kirchner del 2003, repetimos el error.

Yo decía en soledad en 2003 a muchos que creyendo terminar con los abusos y desmesuras de Menem que sucedería lo que paso en Roma con quienes mataron al Cesar, para terminar también con esos abusos y desmesuras; pero el primer Emperador vino después de este y todo fue peor.
En Argentina sucedió lo mismo.

Para terminar con Menem muchos ingenuos faltos de perspicacia parieron el Kirchnerismo. Los mismos para terminar con los Kirchner vuelven a Menem.
Tal vez, seguramente y más por quererlo el Gobierno, se pueda ganar, pero estén seguros, que nos alejamos de las angustías del pueblo y los padecimientos de la República nuevamente.

No crean que ganar haría que todo tenga sentido y de esa forma concretaremos algo valioso.

Raro se diga que la estrategia de ir con Macri sea la que más le molesta al Gobierno porque terminaría con él, cuando el Gobierno desea eso como plan: que gane Macri.
El porvenir del País es lo que debe preocuparnos a los radicales y no como ganar una elección sin producir profundos cambios culturales.
Considero pues que sino llevaremos adelante una claudicación y decadencia que negando la razón de ser la UCR constituyan el preámbulo de nuevas desgracias para el país y para el partido.

Pocos como yo, por todo lo que viví desean que este Gobierno se termine, no necesito sobreactuar hoy porque actué antes, cuando nadie lo hacía, pero quiero decirles que yo lucho para cambiar la Argentina y la manera injusta y triste en que esta organizada la sociedad, no busco solamente cambiar un Gobierno.
Si la sociedad no entiende esto deberemos hacer docencia y seguir militando para explicar que un partido político, y menos la UCR, no nace para gobernar sino para constituir una verdadera reparación de las penurias, injusticias y desigualdades que aquejan a nuestro pueblo.

No somos el partido del poder en la Argentina, eso esta expresado en el PJ , como antes en el Partido Conservador, que continuó en el PJ.

Somos el partido de la República y expresamos eso, ese es el mandato histórico ineludible.

Pensemos la Argentina sin miedos. Sino seguiremos como estamos hoy: no viendo que no vemos.

Comentarios

comentario

Facebooktwittergoogle_plusmail