En los años noventa el Gobierno del peronista Carlos Menem mantuvo un alineamiento permanente con EEUU y las políticas de George Bush (padre); A eso se le llamo en Argentina relaciones carnales, las cuales significaban avalar con obsecuencia acrítica la[…]